Juguetes digitales en busca de mercado

Dentsu London, empresa británica de origen japonés, lleva trabajando muchos meses la colección de juguetes digitales Suwappu! Este proyecto está en avanzado proceso de prototipado, ya ha sido expuesto en el MomA de Nueva York y acaba de ser nominado al premio Design of the Year del Museo de Diseño de Londres, que lo exhibirá hasta julio de 2012.

Suwappu! viene de la palabra inglesa “swap”, que siginifica “intercambiar”. Cada muñeco está compuesto de dos piezas, cabeza y tronco. La cabeza representa su personalidad y el cuerpo, su entorno. Estos personajes se ven mediante realidad aumentada a través de una app que consigue no sólo recrear elementos externos a los muñecos, sino mantener conversaciones entre ellos que aparecen en forma de divertidos bocadillos y que permiten introducir en los diálogos mensajes de los usuarios de redes sociales (y claro, también anuncios).

La idea es utilizar la cámara del teléfono para enfocarlos y dejar que la aplicación haga el resto, como podéis apreciar en este onírico vídeo de muestra:

La gente de Dentsu cree que Suwappu! es un proyecto con una enorme proyección comercial, cuyo principal mercado es el japonés, auténtico consumidor de mascotas y tecnología. ¡Les seguiremos la pista!

Deja un comentario

Algunos posts relacionados con este tema son:

Mira lo que hace mi camiseta

En un futuro no muy lejano, en el centro comercial, en la estación de tren o en la calle, las cámaras que todo lo controlan proyectarán en las grandes pantallas que todo lo muestran, imágenes virtuales  emitidas por nuestra propia ropa. ¡Qué paranoia!

Pues esto es lo que imaginamos cuando vemos el vídeo de las camisetas para niños Magic Tee de Brights & Stripes, con realidad aumentada. Parece una chorrada, pero es el futuro.

Deja un comentario

Algunos posts relacionados con este tema son:

Night Bright, una instalación interactiva en la cafetería

Night Bright, instalación interactiva

Salir con los niños a tomar algo en familia puede ser algo muy divertido para todos si encontráis un lugar como el Bumble americano. Aunque el lugar ya cuenta con un espacio especialmente destinado a zona de juegos infantil, se atrevieron a probar con otra serie de juegos más interactivos como la instalación “Night Bright” desarrollada por Design IO.

Al igual que os mostrábamos hace tiempo en un post anterior con el proyecto “Little Magic Stories”, los niños pueden ser narradores y personajes de un cuento digital interactivo de la manera más natural. En Minus pensamos que el formato en el que se cuenta, se aprende o se descubre debe ser siempre lo más cercano, amable y familiar para los niños, algo que los formatos interactivos cumplen en su mayoría hoy en día.

En este caso la instalación interactiva está ambientada en un paisaje de bosque nocturno donde serán los propios niños a través de sus movimientos quienes irán iluminando distintos espacios y descubriendo a los animales que se esconden en él. Serán capaces de hacer crecer las plantas y de liberar luciérnagas que repartan más luz en el bosque moviéndose a lo largo de la pantalla en la que se proyecta.

Con una gráfica de cuento y una música envolvente, este es el mejor modo de adentrarse en una aventura en el bosque. ¿Nos damos un paseo?

 

Deja un comentario

Algunos posts relacionados con este tema son:

Babyradio, la primera radio infantil española

Babyradio, todo un mundo por descubrir

En Minus somos muy seguidores de la radio, especialmente por nuestra “adicción” a la música. Por eso nos gustó tanto descubrir que alguien había decidido crear un canal de radio especialmente dirigido a la infancia: Babyradio

Este proyecto de un grupo de padres y profesionales gaditanos nace con la intención de acompañar a las familias, pero especialmente a los más pequeños de la casa, los niños y niñas menores de 6 años. La programación y los contenidos están pensados en base a sus ritmos y rutinas, a sus horarios y al tipo de contenidos que los peques prefieren en esa etapa. La primera radio infantil de España tiene como pilares la creatividad, la innovación y la utilidad, algo que en Minus compartimos al 100%

Con su aplicación multiplataforma, disponible tanto para PC como para otros soportes como iPod, iPhone, iPad y móviles con sistema Android, os será fácil compartir con los más pequeños la programación de esta emisora tan especial. A lo largo de las 24 horas del día podéis disfrutar de música para dormir, cuentos, canciones, juegos, consejos… todo ello pasando por cuatro escenarios con sus respectivos personajes: El Bosque, La Granja, La Jungla y La Playa. Nunca “vivir” en tantos sitios fue tan sencillo!

Babyradio, El bosque, La granja, La jungla, La playa

Además de la radio, en la página web de Babyradio podréis encontrar más contenidos clasificados para los niños, los padres e incluso los docentes. Al igual que Minus, el equipo de Babyradio también cree que todos ellos están vinculados y relacionados con el desarrollo de los niños, y es importante facilitar materiales que puedan acompañarles en su tarea.

Os animamos a “sintonizar” con Babyradio y os avisamos…. No hace falta tener menos de 6 años para engancharse… Lo decimos por experiencia!!

Deja un comentario

Algunos posts relacionados con este tema son:

Hungry Hungry Eat Head

Hungry Hungry Eat Head

Imaginaros que caminando por la calle en dirección al cole, al trabajo o al supermercado os ofreciesen la oportunidad de convertiros en un personaje de fantasía… ¿os animaríais? Eso debieron plantearse las personas que paseando por la calle en Edimburgo se encontraron con este proyecto al aire libre de Hudson-Powell & Joel Gethin Lewis: Hungry Hungry Eat Head

Hungry Hungry Eat Head era una instalación en la calle que, usando vídeo y tecnología 3D pretendía crear un juego de interacción con las personas que participaran en él: ciudadanos normales, niños y mayores! Y vaya si lo consiguieron…

Todo aquel que se animaba a participar recibía una tarjeta con un código QR que debía sostener debajo de su cabeza. Estos códigos que cada vez vemos más en nuestro día a día son un tipo de sistema que almacena información en una matriz de puntos. Esa información a su vez se transformaba por medio de rastreo de imagen en animaciones tridimensionales que se emitían en directo en una pantalla situada en la misma plaza frente a ellos. El resultado final es que las personas que portaban las tarjetas se transformaban en extraños animales, monstruos, aliens y criaturas de todo tipo, moviéndose e interactuando en tiempo real, y viendo su reflejo en una gran pantalla situada a 25 metros de altura frente a ellos.

Hungry Hungry Eat HeadEn esa libertad de juego que la gente experimentaba se producían algunos comportamientos curiosos, de manera que la gente adoptaba actitudes estrafalarias acorde con el personaje que estaba representando en la pantalla en ese momento. Se adaptaban a su “nueva personalidad” de una manera divertida y desenfadada, e incluso se intercambiaban las tarjetas para “probar” a ser otros personajes (difícil resistirse a ser más de uno, lo entendemos perfectamente)

La diversión, la fantasía y la tecnología, tres ingredientes que Minus valora mucho en una “receta”, están presentes en este proyecto tan sencillo de llevar a cabo pero tan imaginativo.

¿Qué personaje te gustaría ser a tí?…. En Minus no hemos podido decidirnos aún…. qué tal nos quedarán las orejas? Y un solo ojo?….

Aquí te dejamos un vídeo para que veas las distintas opciones y tú también nos digas quién te gustaría ser en pantalla grande y 3D

Deja un comentario

Algunos posts relacionados con este tema son:

“21 columpios”: Mitad juego, mitad mobiliario urbano

21 columpios, 21balançoires, 21 swings

En Minus somos admiradores de todos aquellos proyectos que utilicen la tecnología para mejorar el entorno, fomentar la participación y, por qué no, embellecer y proporcionar un momento de juego a grandes y pequeños. Y si además llevan incluida la música… mucho mejor!

Esto es algo que creemos que “21 balançoires” (nombre original de este proyecto canadiense) reúne a la perfección. La idea la desarrollaron dos diseñadoras, Mouna Andraos y Melissa Mongiant, con el objetivo de crear una instalación que sirviese de “puente” y uniese dos espacios concretos de Montreal, uno dedicado a las ciencias y otro a las artes.

El resultado fue esta instalación formada por 21 columpios musicales. Algo que normalmente los niños utilizan de manera individual, en este caso requiere de un uso colectivo. Cada columpio emite un sonido diferente (lo cual ya resulta divertido), pero para hacer música realmente… necesitas a más gente! Sólo con el balanceo de varios columpios se pueden crear melodías, algo parecido a lo que los personajes de D5EN5 hacen en la aplicación de Los Instrumentos en su escena final.

Imaginaos a varias personas intentando sincronizar sus balanceos en el columpio para crear música! Todo un espectáculo y un concierto en vivo.

Os animamos a que visitéis la página del proyecto y podáis ver y oír varias de las creaciones que grupos de gente consiguen columpiándose juntos en este divertido juego musical. De momento, aquí va un avance… que suene la música!

En Minus estamos pensando si por aquí cerca alguien se animaría a adaptar los columpios del parque…. Sería tan divertido!!

Deja un comentario

Algunos posts relacionados con este tema son:

I Mirabilia, muñecos interactivos para niños hospitalizados

En Minus creemos que es muy importante que los adultos compartamos el juego con los niños, así como combinar en el juego y la educación de los niños los elementos tecnológicos con otros más “tradicionales”. Esta combinación puede ser de gran utilidad a la hora de mejorar o facilitar situaciones de necesidad especial en la infancia, como puede ser el caso de los niños que permanecen hospitalizados por un período de tiempo largo.

Buscando mejorar la situación de estos niños, y tratando de buscar un medio cercano y más informal que facilitase la relación entre ellos, sus familias, compañeros de clase y el personal sanitario, Erika Rossi desarrolló el proyecto I Mirabilia del que nacen los prototipos de estos tres muñecos interactivos: Odo, Lucio y Tello.

Pensados para “relacionarse” con niños entre 6 y 12 años, cada uno de ellos tiene un objetivo concreto:

Odo interactúa con el niño “guardando” el secreto que no se atreve a decir en voz alta y que el niño puede grabar diciéndoselo al oído al muñeco. Posteriormente este mensaje grabado puede ser revelado y reproducido una única vez, de manera que Odo se convierte en el intermediario entre el inconsciente del niño y el equipo de psicólogos y trabajadores del hospital.

Lucio está pensado para acompañar al niño durante la noche y establece una conexión entre dos niños situados en habitaciones cercanas y que tienen a un “Lucio” durmiendo con ellos. A través de vibraciones y señales luminosas que se transmiten de uno a otro de los muñecos, uno de ellos puede compartir sus sentimientos de miedo durante la noche y recibir la “señal de apoyo” de su amigo a través del muñeco.

Tello tiene como misión facilitar la relación entre los niños en los momentos y espacios que comparten en el hospital. A través de sus señales luminosas y sonoras facilita la creación de historias colectivas entre varios niños, de manera que se promueve su interrelación de manera divertida e informal.

El proyecto nos ha parecido simplemente precioso, con unos objetivos claros fruto del trabajo previo que Erika realizó con los trabajadores de un hospital italiano, y con un diseño cuidado y enfocado a los usuarios finales. En Minus valoramos todas aquellas herramientas que, implementando tecnología, traten de mejorar la vida de los niños; pero sobre todo de aquellos que se encuentran en situaciones más vulnerables.

(El equipo de Minus cree que Tello debería pasarse por aquí algún día para ayudarnos en alguna de nuestras reuniones creativas….)

Hay 2 Comentarios

Algunos posts relacionados con este tema son:

Robocicla, Taller de creaciones fantásticas

Robocicla

Este taller de creaciones fantásticas nace en Extremadura, lugar pionero en la defensa y uso del software libre. Sólo de allí podían ser oriundos “Super Licencio”, “Tiki Wiki”, “GNUino” y “Hackerina”, cuatro robots muy especiales ¡y reciclables!

Para saber más de quiénes son y qué hacen estos personajes extremeños de nombre tan singular, hemos hablado con Carla Boserman, que forma parte del equipo de Robocicla.

 

¿Cuál es el objetivo del proyecto Robocicla?

Cuando nació Robocicla (hace solo un año, pero que ha dado para mucho!) nuestro objetivo principal era crear un formato de taller donde a través de la construcción de 4 robots con elementos de reciclaje y su historias de vida, poder compartir con la comunidad educativa valores que tienen que ver con la Cultura Libre y la Ética Hacker. Pero como todo en Robocicla es mutable, el proyecto se ha ido complejizando y mejorando, ahora trabajamos además con experimentos de electrónica básica en los talleres, con energía hortelana y en un futuro no muy lejano  seguiremos experimentando con Hardware Libre y energías renovables. Porque en Robocicla nos interesa lo que tiene que ver con el aprender jugando, con la sostenibilidad, el compartir el conocimiento y el fomento de la creatividad, también  estamos a punto de lanzar una línea de trabajo que tiene que ver con cuento/juegos transmedia, siguiendo con la línea de creación de material didáctico (inicial) que siempre tuvimos en mente y para ello vamos a poner en marcha el proyecto en Goteo.org plataforma de Crowdfunding, que a finales de octubre 2011 se pone en marcha.
Los objetivos también han ido completándose a medida que se han ido incorporando nuevas personas al equipo Robocicla, aportando nuevas visiones, líneas de trabajo y competencias. Y nuestro objetivo es que esto siga siendo así, porque nacimos de una semilla muy pequeña y desde entonces, poco a poco, aprendiendo, vamos creciendo…

 

¿A quién se dirigen vuestros talleres?

Se dirigen sobre todo a niñxs y jóvenes, que suelen ser nuestros  super robociclantes habituales, aunque también surgen posibilidades de crear talleres mixtos, involucrando en el juego a docentes, padres, madres… De hecho en muchos talleres son los padres los que atraen a sus hijos al Taller y descubren y cacharrean juntos. Nos interesa investigar y potenciar formatos de aprendizaje más lúdicos fomenten el intercambio intergeneracional.

Nuestra experiencia en los Talleres también tiene que ver con la inclusión social, particularmente en el medio rural, donde hemos comprobado que los talleres funcionan como actividad inclusiva donde se mezclan niños, niñas, adultos y personas con necesidades especiales, que se integran de una forma excepcional en el taller.

 

¿Qué es lo más divertido que os ha pasado haciendo un taller?

Jejeje  en uno de nuestros primeros talleres, los niños habían traído de casa material para robociclar y en medio del taller apareció un padre en el colegio buscando su télefono móvil que estaba ya pegado e incorporado a uno de los robots!

También suelen ser muy divertidos los proyectos iniciales que tienen los niños cuando llegan al taller y te preguntan: “¿El robot podrá volar?”, “¿Le ponemos un motor y puede correr?”, “¿Podrá limpiar la casa?”…

 

¿Creéis que la gente entiende lo que es la Cultura Libre?

Existen muchas confusiones y aproximaciones. La gente entiende con frecuencia con mas claridad que es el Software Libre o que son las Licencias Abiertas , siempre buscándole un antagónico.

Pero ¿de quién son las ideas? ¿qué es la cultura?

Se confunden discursos que se mezclan con intereses económicos y la Cultura es Libre por definición, se trata de garantizar el acceso a la misma, de recuperar el valor de compartir y de no confundir la libertad con la gratuidad.

 

¿Cómo hacéis que los niños entiendan qué es la Cultura Libre?

Nos acercamos a ellos a través del Cuento de Hackerina, intentando potenciar la idea de que la cultura debe ser libre, y accesible para todos, porque es fruto del trabajo colectivo y podemos luchar para compartirla y liberarla. Partimos de lo cotidiano, de cosas que ellos conocen, como el descargar música, la wikipedia… Nos sirve para explicar cómo se construye entre todos, y ellos mismos pueden generar y compartir el conocimiento siguiendo este modelo.

También preguntándoles si conocen Linux, Mozilla, GNU…, jugando con las pegatinas Robocicla y poniendo  en valor el uso del código abierto frente a los sistemas propietarios. Dando importancia al Código, es decir, a tener la capacidad de saber cómo funcionan las cosas, para poder mejorarlas potenciando además la filosofía Do It Your Self y el Do It Together.

Y lo que realmente funciona con los niños y los no tan niños es hablar de las lógicas de la escasez y la de la abundancia…

Si yo tengo dos naranjas, y María me coge una, yo me quedo con solo una naranja. Pero si yo tengo dos ideas y María toma una, yo sigo teniendo dos ideas, esa es la clave. Además esas ideas se hacen más ricas y se abren las posibilidades, todos crecemos con ellas.

 

En Minus nos hemos quedado con ganas de robociclar y seguir aprendiendo con esos robots tan imaginativos… Seguiremos de cerca el rumbo de este equipo de personas y personajes!

 

Hay 2 Comentarios

Algunos posts relacionados con este tema son:

La escalera piano

Quienes conozcáis y hayáis disfrutado de nuestra app para niños y niñas “D5EN5 Los Instrumentos” ya sabéis que en Minus somos muy musicales.

Por eso nos ha encantado esta iniciativa que, bajo el lema “Fun can obviously change behaviour for the better”, llevó a cabo una intervención en una salida de metro de Estocolmo para incentivar a la gente a usar las escaleras “normales”. Aunque… como podréis ver en el vídeo… de normales tienen poco y resultan de lo más divertidas. Tanto si eres niño o adulto, es imposible resistirse a probarlas.

En la web de Thefuntheory.com podéis encontrar varios vídeos cuyo nexo común es la idea de que la diversión es el camino más fácil para mejorar el comportamiento de las personas, algo que en Minus también compartimos e intentamos aplicar en todo aquello que hacemos.

Afinen sus zapatos y…. A subir y bajar!

Deja un comentario

Algunos posts relacionados con este tema son:

  • No hay posts relacionados

Little Magic Stories, cuentacuentos interactivos

En Minus creemos que los niños son los mejores inventores de historias del mundo. En su mente pocas cosas tienen barreras y su imaginación es capaz de volar y crear mundos fantásticos. ¿Os imagináis lo que sería directamente “ver” lo que han imaginado?…

Muchos tienen desparpajo suficiente para contártelo como si fuesen el protagonista de la historia y ellos mismos estuviesen pasando por aquello que sucede en su narración, sea factible o no (en la imaginación… ¡todo es posible!).

Otras veces, sin embargo, puedes dar con una mente maravillosa que pertenece a un niño un poco tímido o que por no dominar ciertas habilidades pictóricas o lingüísticas, no se atreve a contar lo que su mente es capaz de crear.

En Minus somos de la opinión de que todos podemos, sólo hay que encontrar las herramientas adecuadas y desarrollar las habilidades necesarias. Y esto es algo que por lo visto no sólo pensamos nosotros… Para que a ningún niño le diese vergüenza contar su historia, Chris O´Shea desarrolló el proyecto “Little Magic Stories”, cuyo objetivo es que la imaginación de los niños cobre vida a través de la narración de cuentos, la interpretación y la tecnología. El cuentacuentos tradicional ¡se vuelve audiovisual e interactivo!

Usando la proyección de un holograma, consiguieron que durante la representación en el escenario apareciesen los personajes y objetos que los niños habían dibujado previamente e interactuasen con ellos en función de sus movimientos durante la narración. La historia se apoya en los elementos audiovisuales que comparten casi el mismo protagonismo que los niños que ocupan el escenario.

El proceso de creación con los niños es el paso previo a una sesión de cuentacuentos mágica y tecnológica, ¡muy al estilo Minus!

Tomen asiento y no se pierdan detalle. Comienza la sesión…

 

 

Hay 4 Comentarios

Algunos posts relacionados con este tema son: